Nutrición

Comer sin glúten ¿una moda?

intolerancia-al-gluten-680x365_c

Alimentarse de manera sana se ha posicionado como una de las grandes tendencias del último tiempo, en respuesta a los altos indicadores de sobrepeso, obesidad y enfermedades derivadas de los malos hábitos alimenticios.

Junto con esto, hemos sido partícipes del boom de los alimentos “sin”, a los cuales se les ha eliminado ingredientes que puedan provocar alguna alteración en las personas,  como por ejemplo los alimentos “sin azúcar”, “sin lactosa”, “sin gluten”, entre otros.

Alimentos sin gluten, ¿Qué es y cuál es la real utilidad en su eliminación?

El gluten es la proteína del trigo, centeno y cebada (materia prima principal de pan, pastas, masas, harinas, pizza, pasteles, galletas, cerveza, entre muchos otros), que provoca alteraciones y molestias en aquellas personas que sufren de intolerancia, dentro de las cuales encontramos 3 tipos: Enfermedad celiaca, alergia al trigo y sensibilidad no celiaca al gluten:

– La enfermedad celiaca es una enfermedad crónica autoimmune y genética, en que se daña e inflama la mucosa del intestino posterior a ingerir alimentos con gluten. Algunos de sus síntomas son diarrea, dolor abdominal e hinchazón, entre otros. Se diagnostica a través de exámenes sanguíneos que identifiquen los anticuerpos que participan en esta respuesta inmune y a través de una biopsia que da cuenta del daño en las micro-vellosidades del intestino delgado. El único tratamiento es una dieta libre de gluten, de forma estricta y para toda la vida.

– La alergia al trigo, es una enfermedad inmune en que nuestro cuerpo se defiende de las proteínas del trigo al reconocerlas como extrañas y peligrosas, frente a esto desencadenan rápida e intensamente síntomas de alergia, como son: vómitos, diarrea, asma, tos, entre otros.  La manera de diagnosticarla debe ser realizado por un especialista en alergias, a través de exámenes que detecten la presencia de los anticuerpos específicos a las proteínas del trigo.

– Sensibilidad no celiaca al gluten: Es una nueva enfermedad de la que aún se sabe muy poco. Sus síntomas son parecidos a los de la enfermedad celíaca pero sin una reacción inmune involucrada. Existe discusión si es realmente por el gluten el malestar o es otro componente del trigo. La causal se atribuye a que dicho cereal es un alimento introducido hace aproximadamente 10.000 años, tiempo corto para adaptarse a sus componentes, además que, ha sufrido modificaciones genéticas a lo largo del tiempo que pudiesen aumentar su contenido de hidratos de carbono e inmunogenicidad y esto podría estar provocando el alza en personas que sufran esta alteración.

¿Cómo se diagnostica?

Únicamente, al verificar que los malestares desaparezcan posterior a eliminar el gluten de la dieta. Esta es una alteración que se está estudiando activamente en los últimos años.

Es importante aclarar y reforzar que una dieta libre de gluten se recomienda principalmente para las personas que sufran alguna de las alteraciones que describí recientemente. No es una estrategia para bajar o controlar el peso, los alimentos sin gluten, simplemente dejarán de generar molestias en aquellas personas que son intolerantes. Muchas personas, al encontrar un producto en el mercado con el rótulo “sin” inmediatamente piensan en disminución de calorías. ¡No es así!

Por otra parte, en muchos casos se le atribuye a las dietas libres de gluten la sensación de bienestar, disminución de sensación de pesadez, etc., lo que probablemente se deba a que el evitarlos implica eliminar alimentos aportan altas cantidades de calorías y grasas, como pan, pasteles, pizza, entre otros, más allá del efecto individual de la eliminación del gluten.

Por otra parte, la moda de las dietas sin gluten altamente recomendada por algunos blogueros a toda persona independiente si presentan alguna intolerancia o no, responde a 2 premisas principales. Primero, se indica que el consumo de gluten genera procesos inflamatorios. La verdad, es que si a tí no te genera molestias, probablemente no tengas algún tipo de intolerancia y no hay estudios que avale su necesaria eliminación. Segundo, debido a la tendencia alimentaria paleolítica, la cual se basa en la eliminación de todo alimento procesado y refinado, y que últimamente muchas personas han decidido seguir.

Ahora, si por opción personal prefieres eliminar el gluten de tu alimentación no te va a hacer mal, siempre y cuando supervises consumir a partir de otras fuentes alimentarias,  todas aquellas vitaminas y minerales que obviamente dejarás de consumir a través de la eliminación de la amplia gama de alimentos que contienen gluten. No te hará mal, pero no es imprescindible.

 

Comentarios

Comentarios

You Might Also Like