Fitness

QUEMADORES DE GRASA… ¿FUNCIONAN?

quemadores de grasa

Comienza la primavera, y con ella el periodo en que la gran mayoría de las personas se empieza a preocupar de esos kilos de más que fueron sumando a lo largo del año. No está demás insistir en que lo ideal es que mantengamos el hábito de comer de manera equilibrada y hacer ejercicio durante todo el año, para no encontrarnos a última hora con la urgencia de bajar de peso, lo que muchas veces hace recurrir a un sin fin de métodos, suplementos nutricionales y otros productos que prometen lograr supuestamente resultados de manera rápida, a costa muchas veces de la salud y el bolsillo.

Recordemos que una baja de peso saludable y estética implica reducir exclusivamente la grasa corporal, manteniendo la masa muscular. Esto se logra con bajas entre 1- 1,5% del peso corporal semanal como máximo, por lo tanto, cualquier método que prometa una baja de peso mayor, probablemente lo haga a costa de masa muscular y agua, lo que además es el principio del llamado efecto rebote.

Los suplementos nutricionales con mayor popularidad orientados al control del peso y que se ofrecen libremente en el mercado son los llamados “quemadores de grasa”, término que reúne a un grupo de sustancias cuyos principios activos prometen acelerar la baja de peso, a partir del incremento del gasto energético, aumento del metabolismo de las grasas, incremento de la oxidación de grasas durante el ejercicio ó inhibición del apetito. Y aquí nuestra pregunta: ¿sirven? revisemos lo que dice la ciencia al respecto:

  • Cafeína: Se ha postulado que podría acelerar el metabolismo energético en reposo ó la oxidación de las grasas en reposo y durante el ejercicio de baja intensidad, a partir de la estimulación del sistema nervioso central; Aún así, no ha demostrado ser eficaz para reducir el peso corporal y en el caso de aumentar el metabolismo de las grasas, su efecto es muy pequeño.
  • L-carnitina: Es una sustancia presente en carnes rojas y productos lácteos, además es producida de manera endógena en el cuerpo. Juega un papel importante en el metabolismo de las grasas, lo que ha generado el pensamiento de que a mayor cantidad de carnitina, mayor oxidación de grasas. Hoy se sabe que el proceso es saturable y que su acción no tiene mayor implicancia en la oxidación de grasas, ni en la baja de peso.
  • Taurina: La taurina es un aminoácido al cual se le han atribuido propiedades estimulantes del metabolismo de las grasas. Hoy se sabe que no hay pruebas suficientes que sostengan tal afirmación.
  • Te verde: Se ha postulado que aumenta el metabolismo de las grasas en reposo y también durante el ejercicio. Al igual que con la cafeína, los efectos parecen ser relativamente pequeños y los mecanismos propuestos no han sido debidamente estudiados.
  • CLA: (Ácido linoleico conjugado) Estudios en humanos demuestran que la pérdida de grasa es modesta, y se puede lograr a través de la suplementación a largo plazo, aun así se requieren mas estudios al respecto.

Como podemos ver, no existe quemador de grasa cuyo efecto sea apreciable y comprobado. El principio básico de la baja de peso radica en la primera ley de termodinámica, representada en el llamado “balance energético”, es decir: El equilibrio entre las calorías que consumimos, versus las que gastamos. La baja de peso corporal se estimula mientras mantengamos de manera persistente un balance energetico negativo respecto al gasto energético de cada uno, el que se produce al consumir una cantidad de calorías menor a la que gastamos (o al gastar un cantidad de calorías mayor a las que consumimos). Cualquier suplemento que optimice la utilización de grasas durante el ejercicio, será neutralizado posteriormente mientras el balance calórico general diario no sea el adecuado. Al final de cuentas, es este último el que decidirá cuanta grasa corporal perderemos.

En resumen, no hay ningún “quemador de grasa” que realmente logre el efecto acorde a las expectativas que crean en las personas y jamás sustituirán el efecto de un plan de alimentación y de entrenamiento diseñado para bajar de peso. No obstante, de existir algún tipo de efecto beneficioso, antes de invertir en ellos primero debes preguntarte si estas llevando una déficit calórico controlado para promover la perdida de grasa corporal, con una buena distribución de macronutrientes y una ingesta proteica apropiada para tu situación individual y en complemento a un entrenamiento físico diseñado para este mismo fin. Si ninguno de estos puntos está claro, ni siquiera pienses en tomar algún quemador de grasa, porque magia no hacen.

*Es importante destacar que existe una categoría de productos de índole farmacéutico aprobados por la FDA que se utilizan con fines médicos para el control del peso, los cuales deben ser utilizados bajo supervisión médica, ya que tienen contraindicaciones relevantes y pueden causar efectos colaterales imprescindibles de monitorizar. Entre estos podemos mencionar la fentermina (cuyo uso debe prolongarse por periodos cortos de tiempo) y el orlistast.

You Might Also Like